sábado, 23 de enero de 2016

blog de ailyn

ailyn publico una historia que es algo diferente a lo que yo escribia, la ayude un poco con su historia y quiero compartirla con todos ustedes

http://cambiandoka.blogspot.mx/2016/01/robots-tg-historia-corta.html

domingo, 13 de septiembre de 2015

RENACIENDO

RENACIENDO


ESTA SERA LA ULTIMA HISTORIA QUE PUBLICARE

como ustedes lo pidieron en todos esos comentarios y en los casi 140 correos pidiendo que deje de escribir, decidí que si no quieren mis historias no debo escribirlas, asi que con esta bellisima historia me quiero despedir de todos y cada uno de ustedes, los que querian a indira y los pocos que me quisieron a mi, renaciendo no solo toma ideas de un manuscrito de menos de una pagina que indira dejo escrito en una servilleta si no de varias ideas que algunos de ustedes me hicieron llegar. espero que algun dia que realmente quieran que vuelva a escribir lo pongan en sus comentarios, al igual sobre que quieren que escriba, ahora los dejo para que la puedan leer.

RENACIENDO UNICA PARTE HISTORIA FINAL

 Eran las 9 de la noche del jueves y Raúl estaba sentado en aquella mesa de la esquina, había llegado 5 minutos antes para colocar su micrófono espía en el florero y un girasol para que le reconocieran.

Esta vez estaba nervioso, nunca había llegado tan lejos con un reportaje, pero su jefa se lo había exigido, los reportajes de Raúl eran los que mantenían al periódico a flote en esta era de tecnología por doquier, los pocos periódicos que quedaban estaban desapareciendo, y ya que no le podía bajar el sueldo por que era un buen elemento tenía que presionarle más hasta el punto de que se convirtiera en uno de sus reportajes.

Después del mercado negro, las armas las drogas y más reportajes, siguió con las subculturas de las cuales termino con un tatuaje feo en el trasero, y siguió con los fetiches y después los fetiches sexuales, este era el último reportaje que hacía para el periódico, ya que el lunes él iba a comenzar a trabajar como director de una revista muy popular, pero su jefa no lo tenía que saber, por lo menos hasta que le pagaran por este reportaje.

9:10 de la noche, Raúl estaba un poco impaciente esperando que Emma no cancelara la cita ya que necesitaba terminar su reportaje, ella tendría que estar aquí en cualquier minuto, el ruido incesante del restaurante no le tranquilizaba, cubiertos golpeando los platos, el tic tic de los tacones de las meseras que daban vueltas por todo el restaurante y el murmullo de las más de 50 personas que estaban comiendo en ese momento, niños gritaban en la mesa que tenía al lado cuando entonces la vio a lo lejos a través de la ventana cruzando la calle esperando para cruzar.

Raúl reviso nuevamente aquel anuncio que encontró en el periódico y lo llevo a este último reportaje

“mama necesita un bebe
Tienes fantasías de ser nuevamente un bebe, ser besado cargado amamantado y vestido tiernamente por una amorosa mama
Si es así soy la mujer que estás buscando quiero hacer que todas estas fantasías secretas se vuelvan realidad, quiero ser tu mami
Necesito mi precioso y lindo bebe para amar.
Soy delgada atractiva y pelirroja, parezco de 30 años aun que puedo tener unos cuantos años más.
Busco algo a largo plazo que pueda durar para siempre
Por favor no respondas si estas casado con tu carrera o si tienes familia y obligaciones y sobre todo no respondas si eres delgado, mientras más godo seas mejor”

Rápidamente doblo el papel del periódico y lo metió en su saco, la última restricción obviamente no se aplicaba a él, ya que era muy alto casi 1.90 mts y pesaba 130 kilos.

Entonces entro al restaurante, supe que era ella desde el momento en que bajo de aquel autobús, llevaba un vestido muy bonito y tacones bajos para su gusto, se veía algo delgada para su edad pero tenía una linda cara, se acercó a la mesa y hablo.

-Raúl, eres tú?

-tú debes ser Emma, por favor siéntate, menciono Raúl mientras se levantaba y le acomodaba la silla que se encontraba a su lado para que Emma pudiera sentarse, se veía ligeramente en los huesos, era demasiado delgada.

Raúl había llamado a Emma y le había dicho que él deseaba ser un bebe y usar pañales mientras su amorosa mama tenia sexo con él y Emma había caído en aquella red de mentiras que Raúl había creado, sin embargo no habían acordado detalles sobre lo que pasaría.

Definitivamente Raúl estaba dispuesto a grabar todo con sus cámaras espías dentro del florero que tenía en aquella mera.

-Emma, te trate un girasol espero te guste, elegí ese florero pensando especialmente en ti y lo hermosa que eres.

-gracias Raúl, te parece si no comemos aquí y vamos directamente a otro lado.

-ya comiste verdad.

-no aun no pero tengo algo preparado.

-papillas y leche me imagino.

-algo por el estilo.

-te parece si como algo y mientras podemos conocernos un poco mejor

-claro que si

Raúl estaba deslumbrado aquella mujer a lo mucho podía tener 30 años no más, una tez blanca perfecta sin arrugas y sin canas en aquel cabello pelirrojo natural.

-dime Raúl, que vas a ordenar.

-algo ligero, una ensalada o algo así.

-oh no bebe tú necesitas mucha pasta y mucha carne, mientras más comas mejor.

-pero tu preparaste algo, necesito guardar espacio.

-bebe no te preocupes, dijo Emma mirándolo a los ojos y tomándolo de la barbilla, sé que tienes hambre y quieres comer, quiero verte comer.

Raúl dudo un poco pero accedió y pidió los 5 platillos que normalmente pedía cada semana en aquel restaurante.

Emma veía detenidamente como Raúl comía y por instantes parecía saborear la comida, el mesero pregunto varias veces si ella quería algo pero solo ordenaba agua, grandes cantidades de agua, pudo haber bebido cerca de 2 litros en aquella hora y media.

-así que Raúl, entonces no tienes a nadie cercano verdad.

-no realmente no tengo familia, cuando Sara mi ex esposa se fue con su entrenadora de Pilates quede tan destrozado que perdí el contacto con todo el mundo por años y ahora estoy solo en el mundo.

-y digamos que si nos fuéramos lejos extrañarías a tus padres.

-no me gusta hablar de mis padres pero fui adoptado y mis padres adoptivos murieron el día en que me gradué.

-lo lamento no lo sabía, pero bueno al menos estas solo y eso es lo importante.

Con un ligero movimiento de la silla Emma se acercó más a Raúl mientras que el saboreaba su postre de flan, coloco su mano en su muslo y lo acaricio gentilmente casi al punto de tocar su entrepierna.

-ohm pobre bebe, necesitas a alguien que te cuide y te quiera, alguien que se haga cargo de ti.

Raúl movió la mano de Emma de su pierna a la mesa, aquel movimiento lo había hecho sentirse vulnerable y él nunca se sentía así.

-tranquilo no pasa nada, una vez que seas mi bebe no habrá parte que no te toque o lugar que no te vea. O acaso no es eso lo que quieres Raúl, una mama que se haga cargo de ti.

-si lo deseo con todas mis fuerzas, dijo Raúl mintiéndole a los ojos.

-y estás preparado para todo no importa lo que sea.

-Raúl entro en alguna clase de transe y solo podía afirmar con la cabeza y decir que si, creyó que al actuar así, Emma realmente creería que él lo deseaba.

-bien Raúl entonces estás listo para darlo todo.

-si

-quieres ser mi bebe.

-sí, si, si, Raúl contestaba a cada pregunta.

-Raúl y si te dijera que fueras mi pequeña princesa, que opinarías de eso.

Raúl se sintió avergonzado, era más que un machista en ese sentido, y su cara se puso roja tan solo de pensar que tendría que vestir cosas de niñas por alguna razón extraña que el desconocía, pero no podía perder esto, estaba más que destinado para revelar estos oscuros fetiches al mundo, aun que pensaba realmente que era demasiado enfermo que alguien quisiera ser bebe como para haber alguien el doble de enfermo que quisiera ser un bebe vestido de princesa.

-tranquilo Raúl puedo ver que no estás listo para esto.

-te aseguro que lo estoy, me sonroje por que conoces mi fantasía más profunda, mintió Raúl nuevamente.

-enserio no te importaría ser mi pequeña bebe vestida de princesa.

-seguro debe ser lo más lindo del mundo.

-entonces que te parece si nos vamos de aquí.

Raúl dejo la mitad de su postre y dejo la cuenta pagada en la mesa mientras ambos se levantaban de la mesa.

Raúl llevo a Emma hasta su auto de lujo que se encontraba estacionado detrás del restaurante, Emma subió al auto y se veía un poco ansiosa, salivaba demasiado y se mordía los labios o los lamia en forma de saborearse algo rico pero no estaba comiendo nada.

-Emma te encuentras bien.

-claro que si mi pequeña, mi bocadito d carne, me siento tan excitada.

Raúl la miraba incrédulo mientras reía por dentro al saber que todo estaba siendo grabado en aquel florero.

-eso es cierto Emma, estas excitada

-si Raúl ya no aguanto más, conduce más rápido.

-claro.

-dime Emma, sé que es obvio preguntar, pero por que una chica tan hermosa y joven como tu hace esto.

-porque lo necesito, realmente lo necesito más que a otra cosa.

El estómago de Emma comenzó a gruñir como si tuviera mucha hambre.

-oh dios Raúl, perdona es que realmente te quiero dentro de mí, te necesito dentro de mí con urgencia.

Raúl estaba bastante confundido, que clase de juego de rol era este, ella parecía excitada, muy excitada, en ese preciso instante acomodo su asiento abrió las piernas y comenzó a masturbarse un poco, más bien demasiado, más y más cada vez, era difícil para Raúl manejar ya que estaba excitado viendo a aquella mujer tan guapa masturbándose en el asiento del copiloto.

Nos detuvimos y ella bajo rápidamente mientras buscaba con desesperación sus llaves en su bolsa

Raúl antes de bajar del auto se sintió un poco culpable por que estaba a punto de aprovecharse de aquella mujer mintiéndole de sus fetiches pero sin duda Emma era un 10 y hay pocos 10 de esa edad, no había por que sentirse culpable, así que bajo del auto y Emma lo miro excitada con ojos de lujuria.

Las manos de Emma temblaban mientras lo tomaron del brazo y lo arrastraban adentro de la casa, pasaron varios cuartos llenos de antigüedades, cosas medievales cosas del siglo pasado y cosas relativamente modernas.

-que pasa Raúl

-es que vi todas tus antigüedades y aun que hay cosas que a simplemente son valiosas hay muchas cosas para bebes de las más modernas a las más antiguas.

-claro me gustan los bebes, he tenido muchos.

-enserio a tu edad, es imposible creer que tengas uno ahora.

-no por el momento, me refiero a que ya no más, no

-murió?

-oh dios no, mi última bebe está muy bien es feliz y saludable lo prometo, ahora es una niña de 9 años, dijo Emma mientras se apretaba un poco el estómago como si tuviera mucha hambre ya que gruñía y hacia ruidos extraños para cualquiera que jamás hubiera visto a una persona tener hambre.

-esta con la niñera me imagino, dijo Raúl mientras entraba al dormitorio de Emma.

-si esta con su hermana mayor, pero ella pronto se mudara lejos del país.

-hermana mayor?.

-una larga historia pero ahora ven conmigo te necesito, te necesito dentro de mí.

-y todos estos artículos para bebe, son cosas lindas

-es para mí nuevo bebe, pero basta de preguntas.

Emma se acercó a Raúl y poco a poco le quito toda la ropa, el estómago de Emma nuevamente gruño y ella impaciente arrastro a Raúl a la cama el cual se sentó en una de las esquinas lejos del centro donde estaba ella, sus ojos de lujuria ahora parece cian de locura.

Emma se levantó el vestido hasta los senos y se quitó los tacones que llevaba, abrió sus piernas y se recostó

-Emma así que ……  ahora que hacemos.

-acércate y quítate esa toalla que te amarraste en la cintura, te necesito desnudo, te necesito desnudo ahora.

-entonces así estoy bien.

-claro que estas bien, dijo Emma barriéndolo con la mirada, dios eres perfecto eres el indicado para mí.

Raúl no estaba seguro de como proseguir, así que se acercó como si fuera cualquier chica de los videos que solía ver en línea y el tomo de la cintura mientras la besaba.

-no no no, está mal que mi bebe me bese en la boca.

-bien y que tengo que hacer.

-nada solo quédate ahí.

Emma se acomodó en la cama lo que provoco a Raúl, le causó una gran erección, la más grande que el recordara.

-te necesito, te necesito dentro ahora.

Raúl se colocó encima de ella listo para penetrarla.

-bebe no, no de esta forma, te necesito de otra manera, incate.

Algo extraño pasaba pero Raúl no le había puesto atención, parecía que Emma había perdido cerca de 10 o 20 kilos entre el restaurante y ahora, estaba más delgada, algunas de sus costillas se veían a través de su piel, su redondo trasero ahora se veía ligeramente plano, y poco a poco ella se veía más demacrada y delgada.

Emma se puso de rodillas justo frente a mí y se reclino sobre su espalda, estaba demasiada húmeda, las gotas de tibio liquido resbalaban de aquellos rosados labios entre sus piernas, el aroma aun que era el normal de una chica excitada, tenía algo dulce que atraía más y más a Raúl, el casi podía olvidar el olor de una vagina debido a aquel dulzor.

-quédate quieto y no grites.

-por qué habría de gritar.

Raúl había dicho estas palabras muy rápido, Emma estaba haciendo algo en su vagina, no era como una masturbación normal de las fotos de sitios porno o de los videos de chicas calientes, buscaba sin duda algo dentro, 5 de sus dedos se movían intentando sujetar algo.
-tranquilo Raúl me encargare de todo.

-pero Emma que estas………..

-lo tengo aquí vamos.

Emma empezó a jalar algo de su vagina, por un momento Raúl pensó que sería un tampón ya que lo que estaba tirando era muy delgado, pero de pronto solo la punta era delgada y parecía algo demasiado bizarro para ver, con una mano sostenía sus labios bien abiertos y con la otra tiraba fuertemente de esta cosa.

-tranquilo bebe esta es la siguiente parte del truco, mama necesita concentrarse en ti.

-siguiente parte.

Raúl intento alejarse pero se topó con el vacío de la cama y no pudo caer simplemente, su instinto se lo impedía.

-tranquilo bebe, solo otros pocos centímetros. Y estaremos listos, me tarde bastante hace rato porque mama tenía que preparar todo ahí dentro, pero ahora que estamos listos todo será perfecto, solo quédate muy quieto, no quiero deformarte el vientre.

Raúl se preocupó al escuchar esto y mirar con horror como algo salía de su vagina, ahora parecía un pene, ancho y gordo saliendo de sus labios pero en unos instantes se estiro hasta ser un cordón viscoso, largo y delgado y antes de que pudiera darse cuenta Emma coloco el extremo justo a la mitad de su vientre, en su ombligo, Raúl no sintió más que un dolor punzante como el de una aguja.

-Trata de permanecer tranquilo, el proceso dura poco.

-pero que chingados me acabas de poner, que es esa cosa y que me estás haciendo.

Raúl intento con su mano de tirar de esa cosa pero sintió mucho dolor, como si intentara arrancarse una parte muy sensible del cuerpo, aquella cosa era parte de él, parte de su piel y pudo sentir sus propias pulsaciones aceleradas en ese cordón.

Para este momento Emma era una mujer esquelética casi al punto de decir que moría de hambre.

-Raúl tranquilízate, eso también me duele, lo que siento tú lo puedes sentir, eso es el cordón umbilical que conecta a una madre con su bebe.

Raúl en este momento no podía moverse parecía que alguien más controlaba sus acciones, parecía que con todas sus fuerzas se quería mover pero no podía.

-Emma para esto, es lo más desagradable que he visto.

-no bebe, no es desagradable, es hermoso, sientes como palpita ahora, es momento que me alimentes.

-alimentarte a que te refieres.

-así funciona primero tú me alimentas y te conviertes en mi bebe y después yo te alimentare mientras creces.

Raúl solo quería alejarse de esta mujer loca pero no podía, sintió una clase de cosquilleo y miro hacia abajo, el cordón aparte de que las venas que lo cruzaban tenían palpitaciones alguna clase de líquido iba desde el vientre de Raúl hacia la vagina de Emma.

Parecía una mezcla de grasa y tejidos que eran bombeados frente a sus ojos fuera de su cuerpo, y todo parecía sentirse pesado, sus intentos de moverse e incluso sus labios parecían estar pegados.

-que …. M… me … . … hiciste, ….m … .me…. dro…..gaste.

-claro que no mi pequeño y tontito bebe, yo nunca te drogaría, solo tienes sueñito es parte del proceso, además es la hora en la que los bebes duermen y es tu siesta.

Con sus últimas fuerzas y deseos Raúl intento por última vez romper el cordón pero con mucha dificultad apenas pudo cerrar los dedos alrededor de este tubo palpitante de tejido.

Lo siento sé que no es lo que esperabas pero es verdad que convertiré todas tus fantasías en realidad de muchas más maneras que no te puedes imaginar, menciono Emma en un tono cálido y gentil.

Se recostó sobre la cama y le hizo notar a Raúl como sus senos se veían más firmes que hacía unos minutos, además de que se veía que habían crecido un poco más.

-hace mucho tiempo que hago esto, un par de cientos de años, y tengo mucha experiencia en hacer de un hombre un bebe muy bueno y bonito sobre todo perfecto.

-nnnoooo, Emma…. te equivocas…. Yo no.

-ohhh Raúl vamos no puedes engañarme, lo deseas y por eso me buscaste, sé que no quieres ser un hombre viejo, y cumpliré ese deseo al igual que a mi pequeña hija se lo cumplí hace 10 años.

Los senos de Emma habían pasado de ser unos perfectos B a unos redondos y firmes C en cuestión de segundos, sus costillas eran apenas visibles ahora, estaba pasando de ser una mujer esquelética pero muy buena a un verdadero monumento a la belleza llena de curvas.

-en unos minutos ya dejaras de ser un tipo gordo

-que… que … .. eres

-sabes, ni yo misma lo sé, hasta donde tengo conocimiento era la única hasta que tuve a mi última bebe y sin duda tú serás igual, tú no sabes cuánto he esperado por esto, 10 años desde la última vez que me alimente, sabes lo que es pasar 10 años sin comer.

Raúl estaba incrédulo y solo podía ver como el ritmo se aceleraba más y más liquido pasaba de el hacía Emma.

Emma detuvo por un momento el flujo del cordón como para esperar y tomar un gran bocado, la saliva resbalaba de su boca, parecía que tenía un verdadero orgasmo de sabor, Raúl estaba horrorizado ya que sintió la mano de Emma en el cordón, sin duda estaban unidos.

-vampira, parasito.

-sin duda no soy un parasito, doy tanto como recibo, no solo te doy juventud, te alimentare por meses y sobre todo te daré mi poder, serás inmortal.

Emma relato un poco de la historia y termino diciendo que en unos meses daría a luz a Raúl, pero para esto sin duda Raúl tenía que encogerse y parecía no creer esta explicación de Emma pero poco a poco horrorizado y sin poder gritar pudo ver como sus manos lucían más pequeñas, él se encontraba ya casi en los huesos de tanto que Emma había absorbido de él.

Emma jalo un poco del cordón e hizo que Raúl diera un paso de rodillas, sus pies y manos estaban tan delgados que apenas soportaban su cuerpo, Emma intentaba calmarlo hablándole de lo maravilloso que era ser madre, con gran gozo sopeso uno de sus senos, ahora eran unos bien formados D.

-mira Raúl lo grandes que están los pechos de mama, por eso me gustan los chicos gordos como tú, casi olvidaba lo que se siente tener los senos así de grandes, amo tanto tener los senos así de grandes.

Emma no solo recorría sus senos con las manos sino también sus labios que ahora no eran más unos labios delgados, eran grandes y carnosos, se antojaba para besar esos labios, Raúl le dio una mirada para recorrerla completamente y entonces vio claramente que era un monstro bellísimo, cualquiera podría decir que esa chica era perfecta y tenía a lo mucho 18 años.

Raúl se dio cuenta como sentía que todo el bello del cuerpo se desprendía de su piel, podía ver como se deslizaban con el sudor que ahora salía de su cuerpo, se sentía mareado y un poco confundido, por momentos se dejaba de ver esquelético cuando partes de su cuerpo se encogían.

Pronto Raúl no podía verse más como un hombre,  parecía un niño sin bello y poco a poco sin cabello también, Raúl sabia en su mente que estaba entrando a la infancia nuevamente, y pronto sería un bebe sin poder ir al baño por el mismo.

-tranquilo, vas a vivir una vida totalmente diferente esta vez, ahora viene algo que es un poco desagradable.

-no….noooo

Raúl pudo sentir como sus músculos se contraían, sus huesos producían sonidos de crujidos mientras se hacía más y más pequeño, ahora cualquiera que lo viera pensaría que era un niño de 8 años, Raúl pronto sintió un dolor punzante y penetrante en su entrepierna, un líquido viscoso caliente y acido que le quemaba salía por su pene, sentía como.

-que me haces.

-cariño soy una mujer y como tal solo puedo absorber cosas que no tengan testosterona, ese líquido es toda tu masculinidad abandonándote, solo puedo tener niñas, y tú serás una niña maravillosa.

Con cuidado Emma coloco una almohada a sus rodillas y coloco al pequeño Raúl que ahora tenía un cuerpo que aparentaba poco más de 4 años, y por fin aquel liquido dejo de salir, ya no tenía testículos e incluso su pene se veía separado ligeramente de su cuerpo y sintió como aquel pequeño trocito de carne que tenía cayo entre sus rodillas.

Se encogió aún más y más, sus brazos y piernas se veían gorditas, su vientre estaba gordito y su visión se volvía borrosa, era una bebe, todo el líquido que salió de su cuerpo ahora formaba un charco en el que flotaba ya que la cama estaba plastificada,

y Emma lo levanto en sus brazos, podía ver que Emma ahora tenía una gran panza de embarazada por lo menos de 6 meses, por un momento era la mujer de 30 años que él conoció y por otros momentos era una joven mujer pelirroja embarazada entre 16 y 18 años.

-pronto estarás dentro de mí, quiero que te tranquilices, será difícil pero no me gusta mucho que mis bebes me den pataditas, me da indigestión, nos vemos en unos meses linda bebe, te llamaras rebeca.

En ese momento Emma ya no era más Emma, quizá era el mareo pero ahora ella era mama ella lo era todo y ella era casa.

Delicadamente Emma tomo con su mano aquel pedacito de bebe y lo acerco entre sus piernas donde habían unos labios que salían y se alargaban desde el interior envolviendo cual capullo de mariposa al cordón que seguía introduciéndose dentro de ella, entonces aquella piel caliente comenzó a envolverlo, respiraba agitadamente mientras aquella bolsa lo terminaba de envolver y succionar al interior de Emma, había una tenue luz roza proveniente del fondo donde estaba la vagina y un diminuto destello en una de las paredes donde debía estar su panza.

Raúl sabía que ahora los 2 estaban unidos, se sentía extraño no solo por la forma que ahora su cuerpo tenia si no por no tener nada entre las piernas, un extraño liquido tibio y viscoso comenzó a llenar aquella bolsa, Raúl en posición fetal pudo sentir aquel liquido en su nueva vagina, le producía ganas de orinar pero no podía, pronto el líquido alcanzo el cuello y lo cubrió por completo, Raúl intento contener la respiración pero no pudo hacerlo por mucho, aquel liquido entro a sus pulmones pero se dio cuenta de que ya no necesitaba respirar, mama ahora respiraba por los 2, el sabor de aquel liquido era un poco salado pero era tolerable, un pequeño destello se mostraba en algunos momentos frente a él, era como si aquella pared que mucho tiempo estaba oscura le permitía ver lo que mami veía, lo primero que pudo ver era emma vistiendose en la cama ya arreglada y aun con cambios en su cara y cuerpo, era mas joven y mas joven cada vez.



Una de las imágenes que más se repetían cada dia era de una Emma joven mostrándose frente al espejo embarazada de 7 meses, música que provenía del exterior distorsionada por aquel líquido.



Pasaron los días y aun dentro del vientre de mama él podía escuchar su voz claramente que le hablaba contándole que había pasado en el día, la película nueva que se había estrenado en el cine, los antojos que aquel cuerpecito le producía a mama, y las ganas que tenia de ir a nadar antes de tenerlo.

En ese momento como si los ojos de Emma transmitieran video en hd a su vientre pudo verla mostrándole su cuerpo a una pequeña niña que era su otra hija, y la cual le decía que aquella camiseta blanca no estaba bien, que mejor se pusiera la blusa azul.

El sol no solo iluminaba de rosa aquella cavidad donde cada vez cabía menos y tenía que patear para acomodarse, también le brindaba calor como el que no había sentido desde aquella noche, podía ver a través de los ojos de mama como estaba desnuda en el agua bajo los rayos de aquel sol reconfortante.

Ese momento recordó vagamente que él era Raúl y que Emma lo había aprisionado ahí dentro, como podía un bebe escapar de un vientre materno, miro sus pequeñas y diminutas manos y sus pequeños pies, era imposible que el pudiera escapar ahora mismo, tenía que esperar que mami lo dejara perfecto, o perfecta, algunos de sus recuerdos se iban pero sabía que los iba a recuperar al crecer, ahora se sentía feliz porque iba a poder despreocuparse de trabajar y sobre todo iba a vivir 30 años más.



Después de 3 meses ya no tenía espacio para poder moverse y supo que era momento de escapar, pero no pudo las paredes lo estrujaban y lo acomodaron cabeza abajo, le hizo recordar cuando mami fue a una tienda a pintarlo y se vio frente al espejo.



Todo el líquido que lo rodeaba salió de golpe dejándolo húmedo apretado aún más por aquellas paredes que parecían empujarlo, y entonces vio de nuevo la luz, estaba en un quirófano adaptado de sala de parto, sintió mucho frio y uno de sus instintos le hizo sentir miedo, un golpe seco expulso el líquido que tenía en los pulmones y respiro por primera vez, sintió como colocaban las pinzas en el cordón y sintió un gran dolor cuando lo cortaron que le hizo llorar.

-bienvenida al mundo rebeca, conoce a julia tu hermana

Con todas sus fuerzas rebeca intento hablar pero solo produjo un pequeño sonido, baa

Julia su pequeña hermana mayor la veía con recelo ya que era una bebe perfecta, la cargo de una forma un tanto ruda, después del papeleo Emma caminaba como si no hubiera tenido un parto ese mismo día, fue a manejar su auto y julia se sentó en el asiento trasero, su cabello castaño rojizo se movía con el viento, todos los aromas que llegaban en la corriente de aire parecían ser más intensos de lo que rebeca recordaba.

Al llegar a casa Emma con una voz muy dulce le pregunto que si tenía hambre y entonces acerco a la pequeña a su seno y el instintivamente comenzó a chupar, una leche dulce y tibia salía y el la bebía, podía sentir como la energía le recorría el cuerpo pero al mismo tiempo como le daba un gran sueño.

Los años pasaron rápidamente, después de mucho intentarlo podía decir pequeñas palabras antes del año, fue una bebe callada pero radiante, el pelo comenzó a crecerle rápidamente a los 2 años y aun que rebeca quiso cortarlo varias veces Emma no lo permitió, la inundo durante meses con cosas femeninas, con ideas de lo bello que era ser mujer, pero él se reusaba descuidando su pelo, rebeca se reusaba hasta ese momento a ser mujer.



Y así pasaron 2 años más ahora rebeca tenía 6 años e iba a la primaria, julia su hermana mayor estaba por marcharse a la universidad con 17 años, era una chica brillante y hermosa, muchas veces rebeca llegaba a pensar en ella no como una hermana si no como una chica a la cual le gustaría llevarse a la cama si aún tuviera su amigo entre las piernas.



-mami te lo dije no soy una niña quiero ser un hombre.

-hay hermanita eso no funciona, yo se lo pedí hasta los 8 años y no creas que eso la afecta.

-eso no es justo.

-hija tranquila, te enseñare todo lo que se, intente enseñárselo a tu hermana mayor pero resulta que no es igual a mí, ella no puede producir su propio cordón.

-aun así no es justo.

-sé que hay muchas cosas que no parecen ser justas, pero dame un año portándote bien, como toda una niña dulce tierna y femenina, si después de esto aún no quieres ser niña, hare todo lo posible por usar mi magia para convertirte en un niño.

-hecho porque no quiero ser una niña y después de este año no lo seré.

-hay hermanita, dijo julia, el otro día te vi divirtiéndote con tus princesas.

-claro me estoy volviendo loca sin hacer nada masculino, y no tengo algún balón para jugar futbol.

-mira hermanita, mama ya te lo dijo, este año ten amigas, juega con princesas, se toda una señorita, hagamos una pijama da con tus amigas y te comprare un lindo bikini para que juegues con ellas.

-no un bikini no, se va a ver que no tengo pene.

-cariño, todos los trajes de baño para mujeres dejan ver a todos que no tienes pene, es normal, eres una niña por ejemplo mira la foto de  tu hermana mayor cuando tenia tu edad.

Emma tomo una una foto de una mesita y se la dio a rebeca esta la tomo y se la regreso


Rebeca subió a su habitación un tanto enojada, dejando a julia y a Emma en la sala.

-mama alguna vez te sentiste culpable.

-culpable acerca de qué.

-acerca de todo, de lo que nos hiciste a nosotros, transformándonos de hombres a tus hijas.

-no, me refiero a claro hay complicaciones como con rebeca, la gente busco a su antiguo yo por 2 años, y me interrogaron sobre el pero las amo a ustedes mis niñas, no todas han tomado buenas decisiones, las he ayudado pero casi todas han terminado mal por cuestiones del destino, como tus 2 hermanas mayores, una murió en el terremoto y la otra en el avión que se perdió.

-crees que vaya a tener el mismo destino.

-tu creas tu destino ya que yo solo te di una oportunidad para iniciar de nuevo, acaso no recuerdas como eras un fracasado y gordo científico que se adelantó a su época.

-no me lo recuerdes.

-aun nadie ha seguido tu trabajo, ve a la universidad y preséntala en el primer año, serás muy famosa y exitosa y seré una mama muy orgullosa, enamórate y dame nietos, sabes que nadie me ha dado nietos.

-está bien mama, tienes razón, he llegado a amarte.

Julia se sentía muy feliz, su siguiente hermana mayor ahora era su abuela, había tenido una gran vida e inspirado a su esposo en cosas grandes, varias veces la cuidaba a ella y a la pequeña rebeca pero realmente era una inspiración y había sobrevivido al destino, pero era algo que rebeca no tenía por qué saber.

-y por ultimo mama has amado a todas.

-las sigo amando cariño, incluso niñas que murieron hace más de 500 años.

-creo que me voy a dormir mañana será el comienzo de un año difícil.

Rebeca fue despertada por Emma y le puso un hermoso vestido blanco y unos zapatitos blancos muy femeninos, con un adorno para cabello de su hermana mayor le hicieron una  bonita cola de caballo de costado.


Rebeca estaba muy segura de que podría lograr actuar como una bella niña, lo consideraba su proyecto personal para cuando pudiera ser nuevamente un exitoso periodista, se hizo amigas muy buenas en la escuela, aprobó el año con los mayores honores, ya que sabía todo lo que una niña debía saber, sin saber como rebeca había avanzado 2 años en la escuela y era su cumpleaños número 8, Emma le organizó una fiesta muy grande donde poso muy divertida en un vestido fucsia de hada.


Rebeca realmente era una modelo innata, raul sabia perfectamente como una chica debia modelar ya fuera una mujer de 20 años o una pequeña niña de 8 


El fotografo estaba facinado con esta niña e incluso le dejo a emma una tarjeta para que fuera a un casting para varias obras de teatro donde el tomaba las fotos  para los carteles




Fue una fiesta como ella nunca tuvo una en su vida pasada, al final estaba rebeca sentada en una silla de la cocina, su hermana y su novio se despidieron de ella y le dio de regalo un collar muy representativo para ella.


Rebeca agradeció y se colocó el collar antes de que julia se marchara, la volvería a ver esa semana pero como una galardonada científica, la más joven en su ramo.

-cariño, pasa algo, pregunto Emma al ver a su hija tan pensativa.

-Emma

-no me llamas mama.

-Emma pensé que no diría esto pero realmente me ha gustado ser una chica, ya no recuerdo muchas cosas lo que es afeitarme, amanecer con una erección o el simple hecho de orinar de pie ha quedado atrás y no sé quién soy

-eres mi pequeña hija.

-si tu hija y una muy inteligente al igual que mi hermana, todos se asombran de lo avanzada que estoy y lo rápido que cualquier otro estudiante del país.

-y me haces sentirme orgullosa de eso al igual que tu hermana, no dudes que recibirá un premio nobel

-y yo que puedo esperar.

-cariño recuerda que aun eres joven para preocuparte por eso, si lo deseas puedes ser una periodista, ya sabes cómo hacerlo y serias una grandiosa mujer y reportera, o puedes dedicarte a otra cosa, lo que tu elijas ser estoy segura que me harás sentirme orgullosa de ti.

-no dudo eso, lo que dudo es sobre mí, quien soy.

Emma con cuidado saco las fotos que le habían tomado a rebeca ese día y se la mostro.



-eres mi hija, una muy bella niña pelirroja, que incluso en este momento me hace sentirme orgullosa, de tan solo haberse dado la oportunidad de ver su nuevo futuro.

-te amo mama

-y yo a ti hija.

Los años pasaron rápidamente, rebeca no solo era una estudiante muy aplicada y una bellísima niña que actuó en varias obras alrededor de su ciudad, su belleza era inconfundible pero también su determinación por seguir estudiando y no dedicarse solo a la actuación, aun que su representacion de valiente en una obra de teatro le abrio las puertas del mundo e incluso su primera mencion en una revista.



A los 12 años era una niña delgada y muy inteligente y bella, decenas de chicos solo querían estar con ella por lo bella que era, pero aún no estaba lista para tener una relación y más porque todos los hombres de la universidad tenían más de 18 años cuando ella solo tenía 12



A los 14 años hicieron un documental sobre ella y lo inteligente que eran como estudiaba en la biblioteca y como escribía su columna semanal para el periódico de más prestigio en el país, aquella foto le dio la vuelta al mundo y le permitió ayudar a su hermana a difundir más su trabajo ya que ella también era brillante para su edad, aunque no era eso simplemente eran hombres educados y adultos en cuerpos de pequeñas mujercitas.



Nadie lo sabía pero rebeca comenzó a sentir mucha curiosidad por su cuerpo a los 15 años y pronto se dio cuenta que mientras más se masturbaba más delgada se ponía, peso que tenía que recuperar comiendo la misma cantidad de grasa y alimento que un hombre de 230kg, pero no engordaba, y por el contrario su cabello en estos años se comenzó a decolorar de un rojo intenso que tenía a un castaño casi oscuro.



Emma en este momento había logrado encontrar a un nuevo bebe, llevaba muchísimos años intentando encontrar a alguien más que quisiera ser bebe, pero no lo había conseguido hasta apenas unas semanas atrás, su aspecto era ya de una mujer de 45 o 50 años antes de volver a verse tan joven que ahora tenía que decir que era mi otra hermana que vivía lejos, no sabía lo difícil que era para ella estar embarazada, todos los preparativos que tenía que hacer y las nuevas personalidades que tenía que inventar ya que cualquiera hubiera sabido que no envejecía.



Por mi parte después de varios años de cuidar a Karina mi nueva hermanita había encontrado la solución de comida frita en manteca natural para poder conservar algo del peso que perdía, aunque tenía 19 años su aspecto se veía de una chica de casi 30 años, no solo escribía para un periódico y 2 revistas temas que hacía mucho él había escrito y nadie recordaba, y habían llevado a rebeca a ser una gran escritora.

También era modelo y diseñadora de lencería, pero más que nada se había dado cuenta que Emma ya no era la única en el mundo, ella por más que comía seguía teniendo hambre y llego el punto en el que Emma le ayudo a elegir a su primer bebe, un chico gordo y sin futuro que trabajaba en el periódico, nadie lo veía aun que pasaban por donde estaba sentado, no había más que hablar de anime y bodyswap, sabía que era la persona perfecta, lo llevo a su departamento y vestida con un bayboll rojo lo sedujo, algo que rebeca nunca había sentido correcto en Emma era el engaño así que le hablo a pedro.



-pedro, soy un monstro

-me estas grabando solo para humillarme verdad.

-no, pedro, mi madre es una clase de vampiro y me creo igual para no ser la única en el mundo.

-creo que eso dicen todas las mujeres.

-en mi caso es verdad, envejezco rápido porque nunca me he alimentado, retrase este momento por casi 5 años esperando no tener que llegar a ello, pero la verdad es que te necesito, necesito a un tipo gordo para alimentarme de el pero tiene consecuencias y a diferencia de mi madre que no me pregunto, yo quiero preguntarte si estás dispuesto a ayudarme y alimentarme a pesar de las consecuencias.

-y que consecuencias son estas.

-al alimentarme de ti tú te convertirás en mi bebe, pero como solo puedo alimentarme de lo que no es masculino terminaras siendo una bebe que se convertirá en una mujer en algunos años, serás mi primer bebe y aun no soy tan poderosa como mi madre para hacerte un monstro igual que yo, solo quiero que sepas que no estoy loca y que si no accedes no estaré enojada y solo espero que no lo comentes.

-la idea de ser un bebe no me atrae para nada, sin embargo siempre he querido saber que se siente ser una mujer, sabes de mi gusto por el bodyswap y si tienes unos minutos antes de esto, me encantaría que siguieras mis blogs y en contacto con mis amigos, casi todos son iguales a mí y ya que ustedes se alimentan de nosotros creo que acabas de encontrar una fuente casi ilimitada de alimento.

Rebeca sonrió y lo espero mientras pedro le mostraba todo, su estómago rugía igual que el de Emma hacia 20 años, se concentró profundamente y pudo sentir aquel cordón moviéndose en su interior, le pidió a pedro que la penetrara ya que era virgen y después con sus dedos saco aquel pequeño cordón que conecto al ombligo de pedro, pudo sentir como se saciaba y como era aquel liquido lo más rico que había probado en la vida, pedro estaba muy calmado y dispuesto a cambiar de sexo mientras se encogía y perdía su masculinidad y su pene.

Emma entro para ayudar a su hija en esta primera vez y sostuvo el pequeño cuerpo antes de que entrara dentro de rebeca mientras ella tenía un verdadero orgasmo de sabor y su cuerpo se llenaba de vida, de nuevo tenía un aspecto de una chica joven a lo mucho 18 años, senos grandes y curvas perfectas, un cabello castaño hermoso  comenzaba a cambiar también y entonces lo pudo sentir como pedro, o pamela entraba dentro de ella y su vientre plano perfecto pasaba a ser el de una mujer embarazada de 5 meses.

Rebeca intento acomodarse a su nuevo cuerpo y curvas que nunca había tenido, se recostó un momento de lado en el sofá y pudo ver que era una mama bastante sexy mientras su cuerpo, Emma la levanto y le dijo que ahora se concentrara en su reflejo.



Rebeca se concentró mucho y acostada de lado se vio al espejo y supo que pamela la había visto embarazada en aquella visión que los bebes tenían, como ella las tuvo.

Emma le dio su primer vestido de embarazada, era de seda pura y aun que antes cuando ella lo uso por primera vez era solo ropa interior ahora era un maravilloso vestido de seda para mujeres embarazadas, era nuevamente una mujer joven hermosa y pelirroja, no había sido pelirroja desde hacía ya 6 años pero ahí estaba hermosa.



El dar a luz fue algo muy difícil y doloroso ya que era su primera vez, pero Emma estuvo a su lado, inmediatamente después el dolor desapareció y fue sustituido por un gran amor por aquella bebe que ahora tenía en sus brazos, fueron a casa y alimento por primera vez a pamela la cual se quedó dormida profundamente, Emma se la llevo y rebeca se quedó en aquellas escaleras bajo el sol solo en ropa interior mirando su cuerpo hermoso y su bellísimo pelo rojo fuego, supo que a partir de aquel momento lo que Emma le decía era verdad.



-estas bien hija

-si solo me di cuenta de todo lo que hiciste por mí y que ahora yo puedo hacer por los demás

-por los otros

-toma esto, es nuestra fuente de alimento ilimitada.

-es enserio, es el mejor regalo que me han dado, por eso estás pensando tanto.

-no es eso, solo quiero saber si voy a poder divertirme y conocer el amor.

-diversión la tendrás con tus hijas, y el amor será el de ellas, es muy difícil para nosotras que podamos encontrar a alguien que nos entienda.

-ya que no tengo que buscar a mi siguiente platillo ni tu tampoco tenemos el trabajo de encontrar a algún hombre y divertirnos como las mujeres de nuestra edad.

-el único trabajo que ahora tienes es pamela, hay algo que me dijo aquella bruja que me creo que el trabajo de una madre nunca termina.

Rebeca entendió entonces que podría ayudar a las personas que lo quisieran y así junto con Emma lo realizo por siglos, pero al final Emma siempre tuvo razón en ese momento, el trabajo de una madre nunca termina, después de 10 siglos y mucha historia en el planeta, ella y Emma eran las únicas que podían decidir cada año quien estaba listo para cambiar, de ser monstros pasaron a ser diosas, rebeca recordaba en especial a pamela y aún conservaba un mechón de aquel hermoso cabello rojo de su primer hija, había tenido más de 800 hijas y a todas las recordaba a la perfección.

Y aunque nunca encontró el amor con un hombre, Emma no se había equivocado al decirle que el amor que recibía una madre era lo más bello que podía tener en la vida, y ahora aquí esperando a su nueva bebe en una luminaria que estaba como recuerdo de un mundo muy lejano en el pasado solo podía pensar que el trabajo de una madre nunca termina, y por eso estaba lista para crear a alguien como Emma y como ella pero esa, esa es otra historia


pueden escribir sus comentarios debajo o escribirlos en mi muro de facebook https://www.facebook.com/Marthanzaldo o en el correo que le pertenecia a indira y es el que siempre he usado desde que nos dejo indirakarinao@gmail.com